Mapa de Europa en 1815

lunes, 15 de noviembre de 2010

¿Qué ocurrió en Europa después de la derrota de Napoleón?

Las potencias que lo habían derrotado se reunieron en un Congreso en Viena para tratar de restaurar el orden y la estabilidad que la revolución francesa y el Imperio napoleónico habían tratado de transformar.

Restaurar es “volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía”. Las potencias reunidas en el Congreso de Viena querían “volver a poner los principios del Antiguo Régimen en el estado que tenían antes de la revolución francesa y el período napoleónico".

Consideraron que el tiempo transcurrido entre 1789 y 1815 se había caracterizado por la inestabilidad y la violencia, y hora era ya de retornar al orden y la estabilidad que aseguraban la vigencia de los principios del Antiguo Régimen.

No tardarían en darse cuenta que pese a la derrota napoleónica los principios ilustrados y liberales que habían caracterizado esa etapa que ellos consideraban inestable habían arraigado con fuerzas en determinados sectores de la población, y que ya nada podría ser como antes.

Una de las medidas más importantes que adoptaron los países reunidos en el Congreso de Viena fue la de reorganizar territorialmente Europa, aunque en principio su intención era restaurar las fronteras anteriores a la revolución y el Imperio, no olvidaron, de paso, procurar satisfacer las ambiciones expansionistas de las grandes potencias (Austria, Rusia, Prusia, Gran Bretaña y Francia). 

El resultado fue el mapa europeo de 1815, que podéis ver con detalle en el siguiente enlace. Es muy importante analizar bien este mapa porque en él encontramos el germén, o al menos, los antecedentes más inmediatos de los conflictos nacionalistas que no van a tardar en desencadenarce en gran parte de Europa.